La decisión de Emprender

La decisión de Emprender

¿Te quieres quedar en la Jaula? La decisión de emprender que tome

Á lo largo de nuestra vida nos preparan para lo que según nuestros padres debemos afrontar al crecer. Pasamos cerca de 16 años estudiando para después conseguir un empleo “estable”, buscar una pareja con la cual compartir el resto de nuestros días, tener hijos y hacer lo que todos esperan que hagamos.

Ese era yo hace algunos meses, un trabajador consagrado, con amplios conocimientos y experiencia en el sector deportivo. Con más de 8 años dedicados a laborar con clubes sociales y deportivos. La verdad y siendo sincero no me iba nada mal; tenía un buen salario y no faltaba nada en mi hogar.

Pero llegó un momento en el que hice un alto para pensar en lo que estaba siendo de mí. ¿A donde iba con la vida que estaba llevando? Pues bien, en está introspección me di cuenta que a pesar de estar desempeñando las labores para las cuales me había preparado (Soy profesional en Administración de Empresas Deportivas con un Posgrado en Dirección de Marketing), no sentía pasión por lo que estaba haciendo.

Fundar una Empresa camino al éxito

Paralelo a mi trabajo y como apoyo a mi esposa fundamos nuestra empresa, Dolce Aura Spa, un concepto innovador que crea experiencias de relajación para nuestros clientes. Trasladamos el ambiente de un Spa a la comodidad de los hogares; básicamente nuestro negocio radica en que no te estreses por el trancon de moverte en la ciudad y llegues a un centro estético, nosotros lo llevamos a tu casa. Desde mi experiencia debo comentar que no es sencillo ser empleado y al mismo tiempo ser emprendedor, porque siempre alguna de las dos labores termina por ocupar más tiempo de la otra. Esta situación me trajo problemas en mi empleo, pero descubrí que me apasionaba mas trabajar por nuestra empresa.

Es acá cuando me enfrenté a una decisión trascendental en mi vida; debía dejar a un lado la comodidad de recibir un salario fijo aunque sacrificara disfrutar tiempo con mi familia, viviendo un ambiente de completo estrés y frustración o decidía salir de mi zona de confort y trabajar arduamente por lo que me apasionaba. Déjenme decirles que la decisión no fue sencilla, porque como todo mortal tengo necesidades y obligaciones que cubrir, sobre todo siendo padres de una pequeña de 2 años; pero si, decidí emprender y trabajar por hacer crecer mi empresa.

Desde mi experiencia debo agregar que fue la mejor decisión que pude haber tomado. Ahora disfruto más tiempo con mi familia y realmente hago lo que me gusta. No puedo decir que ha sido un jardín de rosas el ámbito financiero, pero no ha faltado nada en mi hogar y es satisfactorio ver crecer tu empresa. Ahora realmente entiendo cuando algún conocido me decía que no hay nada mejor que joderse para uno mismo.

Mi consejo ¿Por qué tome la decisión de emprender?

Tal vez en estos momentos usted esté pasando por una situación similar. Si me lo permite mi consejo es que lo intente, que se arriesgue pero sobre todo haga lo que le de tranquilidad a su corazón. El mundo está lleno de muchas personas, pero pocas son las que se diferencian. Pocas son las que toman acción y se aventuran a hacer lo que les apasiona.

Durante el camino encontrará tropiezos y obstáculos, pero no desfallezca, estas son oportunidades de crecimiento personal. La mejor escuela es el error, realmente se aprende y se hacen las cosas mejor. Recuerde que en las películas siempre hay un final, pero en la vida cada final marca el comienzo de una nueva historia. Lo invito a que haga la diferencia, tome acción y salga de la jaula que lo aprisiona.